Saltar al contenido

El programa Animando a la Lectura del IRASC recorre este año Ávila, Badajoz, Huelva y Sevilla

La XIII edición del programa ‘Animando a la Lectura’ de Instituto Romanò para Asuntos Sociales y Culturales, arrancó a principios de febrero de nuevo con el objetivo de promover el hábito lector entre niños y niñas, algunos de ellos en situación de riesgo o exclusión social, de varias partes de España.

Para ello, se están llevando a cabo actividades y talleres lúdicos en colaboración con distintos centros educativos que, atendiendo a la edad de los participantes, comprenden desde su contacto inicial con cuentos y libros, hasta la realización de propuestas creativas en torno a la lectura, la redacción, la oralidad y otras formas de expresión, de manera que la conciban como una alternativa de ocio. Una adecuada práctica lectora conlleva, de manera implícita, entre otros, el incremento de la fluidez verbal y del vocabulario, la adquisición de habilidades y hábitos de concentración y disciplina, y la estimulación de la imaginación y la creatividad.

En este 2024 se desarrolla en cinco localidades y seis colegios ubicados en las comunidades autónomas de Andalucía, Extremadura y Castilla y León. En concreto en Sevilla, Huelva, Don Benito (Badajoz), Cebreros (Ávila) y Dos Hermanas (Sevilla).

Está dirigido a menores, gitanos y no gitanos, con edades comprendidas entre los 3 y los 12 años; y cuenta con la financiación de la Dirección general del Libro, del Comic y de la Lectura, perteneciente al Ministerio de Cultura.

También los familiares participan en las acciones realizadas, promoviendo así la implicación de los progenitores en la educación de sus hijos e hijas y que se conviertan a su vez en referentes para ellos, compartiendo la práctica y el interés por la lectura.

Pero aparte de transmitir el entusiasmo por los libros, esta iniciativa busca desarrollar las competencias lectoras de los menores, su comprensión escrita y el incremento, por ende, de su rendimiento académico, combatiendo el fracaso escolar.

La lectura se concibe además como una oportunidad para romper las barreras de exclusión, sobre todo en el caso de niños y niñas que se hallan en situación de desventaja socioeducativa y con un desfase curricular significativo.

Los contenidos de las acciones se han adaptado a las necesidades e intereses de los menores, respetando su ritmo de aprendizaje, edades, nivel lector y madurativo, y partiendo siempre de los conocimientos previos.

Actualmente el programa, que finaliza el 30 de abril, se está ejecutando en el CEIP Moreno Espinosa de Cebreros, el Centro Municipal de Asociaciones de Don Benito, el CEIP Juan de Mairena de Sevilla, el CEIP Ibarburu de Dos Hermanas, y los CEIP Andalucía y Onuba de Huelva.