Acercamiento de Familias Gitanas a la Escuela Gadyí

Acercamiento
0
Usuarios/as
0
Actividades
0
Mediaciones
0 %
Aumento asistencia
0 %
Implicación

La familia es la máxima responsable de la educación de sus hijas e hijos y la principal transmisora de conocimientos, valores, actitudes…, mientras que la escuela debe favorecer el desarrollo de las competencias de éstos. Haciéndose fundamental que dichos agentes socializadores, desarrollen su labor de manera conjunta y colaborativa, como estrategia preventiva del fracaso escolar, enriqueciendo el proceso educativo de los estudiantes, favoreciendo su autonomía y responsabilidad y, por tanto, su desarrollo integral.

A este respecto, los centros educativos consideran que deben hacer frente, por un lado, a la incapacidad manifiesta para atender las múltiples demandas y necesidades de los familiares y, por otro lado, al ínfimo compromiso de éstos con la institución educativa, siendo los índices de implicación y participación en el proceso educativo de sus hijos e hijas muy inferiores a los deseados. Problemática que se agrava, más si cabe, si hacemos referencia al porcentaje (superior al 25%) de las familias gitanas que se encuentran en sectores marginales y que viven en la más absoluta precariedad, cuyas circunstancias que repercuten en el progreso de los menores y merman sus probabilidades de éxito.

La necesidad de que los progenitores participen e impliquen activamente en el proceso educativo de sus hijos e hijas es manifiesta, dados los beneficios que conlleva tanto para los menores, como para el centro educativo y la propia familia. En este sentido, nuestra actuación se basa en:

  • Promover un entorno educativo abierto e inclusivo que favorezca el desarrollo integral del alumnado en situación de vulnerabilidad y, por tanto, repercuta en su futuro personal, social y laboral.
  • Contribuir a mejorar la asistencia y continuidad de los menores en el sistema educativo mediante la participación familiar.
  • Dinamizar y aumentar la presencia y participación de las familias gitanas y no gitanas en riesgo de exclusión en las actividades tanto a nivel de centro como de aula.
  • Sensibilizar tanto al equipo directivo como al profesorado, para que permitan la incorporación de las familias en la vida del centro.
  • Desarrollar una línea de acción educativa, diversificada y flexible, mediante la cual se ofrezcan las herramientas y recursos necesarios tanto a la familia como a la escuela, contribuyendo así a la mejora y enriquecimiento de las relaciones entre ambos agentes educativos.

Financia:

Colabora: